Estado de alarma  COVID19:

Habilitado servicio de consultas telefónicas con abogados colegiados

Horario: L a J : 09:00-14:00, 16:00-19:00
Viernes: 08:00-15:00

1º Consulta ¡GRATIS!

Consúltanos sin compromiso

C/Porto Colón 10, Posterior, Local 2 (Alcorcón)

Horario: L a J : 09:00-14:00, 16:00-19:00
Viernes: 08:00-15:00

91 642 64 34/ 665 596 055

1º Consulta ¡GRATIS!

consulta@abogadoslara.es

Consúltanos sin compromiso

Estafa a mayores: cómo un abogado puede ayudarte

Es importante hablar de un tema que desafortunadamente está en aumento en nuestra sociedad: las estafas a personas mayores. Cada vez son más frecuentes las noticias en los medios de comunicación que hablan sobre este tipo de delitos. Pero, ¿qué son las estafas a personas mayores y cómo podemos ayudarte?

Primero debemos entender que las personas mayores son un grupo vulnerable en nuestra sociedad. Muchas veces se encuentran en una situación de fragilidad y dependencia, por lo tanto, son más susceptibles a ser víctimas de estafas. Por otro lado, es común que estas personas tengan un patrimonio mayor, ya que han trabajado durante toda su vida y han ahorrado para su jubilación. Es precisamente este patrimonio lo que hace que muchas personas sin escrúpulos quieran aprovecharse de ellos.

Las estafas a personas mayores pueden adoptar muchas formas, pero todas tienen en común el engaño o la manipulación de la víctima para conseguir un beneficio económico. Por ejemplo, es común que se hagan pasar por técnicos de alguna empresa para acceder a su hogar y hacerles cargos indebidos en su cuenta bancaria. Otra modalidad muy extendida es la de ofrecerles productos financieros con alta rentabilidad y riesgo mínimo, cuando en realidad se trata de un fraude.

Antes de continuar avanzando en este tema, aclarar que los herederos deben tramitar la herencia para poder acceder al capital. Las cuentas bancarias se incluyen entre los bienes a percibir por los herederos.

Como ocurre con el resto de la herencia, no se puede acceder a su saldo hasta que se haya repartido correctamente y se hayan seguido los pasos legalmente estipulados para tal caso.

Pero, ¿qué tengo que hacer si me han estafado?

En primer lugar, si crees que tú o un pariente habéis sido víctima de estafa, debes acercarte a comisaría para denunciar los hechos. Identificar qué tipo de estafa ha sido puede facilitar mucho los hechos. Exponemos algunos ejemplos comunes de estafa más adelante.

En caso de haber sido víctima de estafa bancaria, en la que se han apoderado de gran parte de su dinero, debe contactar con su banco a la mayor brevedad posible; y posteriormente, contactar con un abogado especialista en derecho penal para poder aconsejarle sobre cómo actuar.

Si pagó con una tarjeta de crédito o débito, comuníquese con la compañía o banco que emitió la tarjeta; informe que fue un cargo fraudulento; pida que reviertan la transacción y que le devuelvan su dinero.

Si envió una transferencia de dinero a través de su banco, comuníquese con su banco y reporte la transferencia fraudulenta. Pida que reviertan la transferencia y que le devuelvan su dinero.

Para poder prevenir una situación de fraude, es conveniente conocer los más habituales hoy en día. Aquí dejamos algunos ejemplos de estafas comunes:

Estafas telefónicas

Se trata de un tipo de estafa en la que, a través de una llamada, se suplanta la identidad de una empresa para obtener información personal. Para ello, se sirven de distintas herramientas de suplantación de identidad para fingir ser un empleado de banco, un técnico de una compañía de suministro o un operador de telefonía. El objetivo es extraer datos confidenciales del consumidor, por ejemplo, datos de la cuenta bancaria para posteriormente acceder a ella.

Otra de las prácticas fraudulentas es el denominado timo de la doble llamada. Los estafadores se hacen pasar por su compañía de suministro para comunicarle un supuesto incremento de las tarifas. Poco después, una compañía de la competencia le llamada para ofrecerle mejores condiciones. Es importante que sepa que ninguna compañía le informará por teléfono de incrementos en sus cargos.

Se trata de llamadas que, al atenderlas, no habla nadie. Cuelgue y bloquee el número, porque en ocasiones, con sólo coger esa llamada, pueden incluir su número para tarificar a su nombre o suscribirle a algún tipo de servicio de tarificación adicional.

Se trata de una práctica fraudulenta en la que los estafadores simulan alguna llamada comercial para grabar la voz del consumidor. Para ello, realizan a la víctima alguna pregunta simple, como “¿me oyes?”. Con sólo contestar “sí”, los estafadores utilizan ese mensaje grabado para suscribir a los consumidores estafados a servicios de suscripción de pago.

Otras estafas

Los estafadores se personan en el domicilio de la víctima, vestidos con mono de trabajo y presentándose como trabajadores de la empresa instaladora del gas, luz u otro servicio, informando a la potencial víctima que vienen a realizar una revisión de la instalación. Aparentan realizar varios trabajos técnicos; normalmente, se limitan a cambiar un trozo de manguera del gas u otra obra menor. Finalizado el trabajo extienden una factura en la que cobran por el servicio. Hay veces que aprovechan un descuido del propietario para hurtar algún objeto de valor o, incluso, han llegado a efectuar robos con violencia/intimidación.

Se recomienda que no se abra la puerta a ningún inspector de gas, luz, etc. que no se haya solicitado previamente a través de la compañía suministradora. Asimismo, se recomienda que se solicite al supuesto inspector que se identifique con el correspondiente carné de la empresa.

El objeto del timo es mediante la videncia o santería. El santero se gana la confianza de la víctima para apropiarse de su patrimonio y del de sus familiares más próximos.

Los estafadores se reparten por las distintas calles de la localidad con un equipamiento de una carpeta o portafolios en la que llevan como documentación probatoria fotocopias a color de un cartel en el que se solicita ayuda, sin especificar de qué tipo: por ejemplo para un niño de 7 años de edad que sufre una enfermedad rara. Apoyan este cartel con unos documentos impresos, también fotocopias a color, de una traducción al castellano de un documento supuestamente oficial de reconocimiento de minusvalía grave para el menor y unas hojas con unos listados de las supuestas “donaciones” y a modo de recogida de firmas donde se plasman aquellas que las personas han realizado.

Por otro lado, ¿qué puede sucederte si te culpan de estafar a alguien?

En primer lugar, vamos a analizar brevemente qué comprende la acción de estafar y cuáles son las posibles penas que acarrea.

Se entiende por estafa, dentro del Derecho Penal, aquella acción por la que un sujeto utiliza un engaño para tratar y conseguir que otro cometa un error que le induzca a cometer un acto de disposición en perjuicio ajeno o propio. Siempre debe hacerse con ánimo de lucro.

La definición de estafa se encuentra encuadrada dentro del Título XIII del Código Penal, es decir, aquel que trata sobre los delitos contra el orden socio-económico y contra el patrimonio, y que forma parte del Capítulo VI llamado “De las defraudaciones”. En concreto, esta se sitúa dentro del artículo 248.

La estafa acarrea unas penas para aquellos que son declarados culpables de entre seis meses y tres años de cárcel. Sin embargo, este es un supuesto general ya que, en función de la cantidad que haya sido estafada, la pena de prisión puede verse aumentada o agravada. Por ejemplo, en el artículo 250 del Código Penal se establece que si el delito ha supuesto más de 50 000 € o 250 000 €, según la tipología, el rango de penas oscilará entre los doce meses y los seis años de cárcel.

Si no existe ningún agravante, el delito de estafa se castiga con seis meses de prisión y una pequeña multa.

Si existe cualquiera de los agravantes mencionados anteriormente, la pena mínima por el delito de estafa es de 1 año de prisión y una multa mayor.

Si concurren varios agravantes en el mismo delito de estafa, la pena se va incrementando y puede alcanzar incluso los 6 años y una sanción económica considerable.

¿Qué hacer si te acusan de estafa?

En primer lugar, puedes acogerte a tu derecho a no declarar en comisaría, opción más aconsejable ya que el lugar más idóneo para exponer los hechos es delante del juez, habiendo estudiado con tu abogado la situación. No declarar no te hace parecer culpable, simplemente podrías empeorar la situación sin querer.

El segundo paso sería contactar con un abogado penalista que pueda ayudarte y asesorarte sobre tu caso. Tu abogado es la persona más idónea para realizar una estrategia legal de defensa en tu caso.

Intenta no contactar con la persona que te ha denunciado, si tienes algo que exponer a la supuesta víctima o persona que ha interpuesto la denuncia contra ti, es mejor consultarlo con tu abogado y que sea este quien se ponga en contacto con el abogado contrario, siendo más fácil llegar a un posible acuerdo entre abogados para que el denunciante retire la denuncia.

Ante la duda, lo mejor es acudir a un bufete de abogados profesionales y expertos en la materia, como Abogados Lara, que te indiquen la mejor forma de proceder, donde te ofrecen una primera consulta gratuita para estudiar tu caso sin compromiso. Puedes contactar con tu abogado experto en el teléfono 91 642 64 34, por WhatsApp al 665596055 o en el correo electrónico consulta@abogadoslara.es

Abogados Lara

Abogados Lara

Déjanos tu comentario

Sobre Nosotros

El Despacho de Abogados Lara es un gabinete jurídico que cuenta con especialistas en las diferentes ramas del Derecho que le asesorarán en todas aquellas cuestiones que puedan ser de su interés.

Con una trayectoria de más de 10 años en el mundo jurídico, contará con una atención personalizada.

Últimos Artículos

Síguenos en:

¿Hablamos?
1
¿Necesitas ayuda legal?
Abogados Lara
Hola 👋 ¿podemos ayudarte? ⚖️ Seguro que si, cuéntanos …